Cura el dolor de garganta con agua tibia y miel


El dolor de garganta, también conocido como faringitis, es una dolencia muy común. Se caracteriza por presentar síntomas como carraspera, tos, dificultad y dolor al tragar, y en algunos casos, fiebre.


Sin embargo, solo pocos casos de dolores de garganta requieren ser tratados con antibióticos. Normalmente la molestia desaparece sola o con ayuda de calmantes y remedios antiinflamatorios en unos días.


Las causas son variadas. Por ejemplo, en el caso de los niños, la infección estreptocócica, causada por la bacteria estreptococo, es muy común. En adolescentes y adultos que padecen mononucleosis también está presente el dolor de garganta como síntoma. Los virus como el resfriado o influenza son una causa común de dolor de garganta.


Ingredientes


  • 1 taza de agua (250 ml)


  • 2 cucharadas de miel (50 g)


Preparación


  • Toma una olla y pon a calentar el equivalente a una taza de agua hasta que esté tibia.


  • Luego diluye 2 cucharadas de miel en el agua y haz gárgaras con la mezcla. Este tratamiento lo puedes hacer todos los días, en la mañana y en la noche, hasta que el dolor desaparezca.


  • Con este remedio se reducirá la inflamación en la garganta y se aliviará el dolor. Si lo prefieres, puedes añadir un poco de limón a la mezcla y tomarla como infusión, esto también es excelente para curar el dolor de garganta.


  • Recuerda que prevenir el dolor de garganta es posible. Para ello debes tomar ciertas medidas de higiene y cambios de hábitos. Lávate bien las manos y evita meterlas en la boca. No grites ni fuerces demasiado tus cuerdas vocales. Evita el contacto cercano con personas que tengan virus, resfriado o gripe. Si eres fumador, trata de dejar este mal hábito cuanto antes.


  • En caso de no haber podido curar el dolor de garganta durante una semana y no tengas signos de mejoría, acude al médico.

Banner Publicitario Banner Publicitario