Publicado: 10/04/2019
Trujillo: sujeto secuestra y viola a joven embarazada
Hombre la contactó por Facebook con cuenta falsa para ofrecerle empleo, la llevó a un descampado y abusó de ella.
Compartir Compartir
Gustavo Mantilla usaba varias cuentas de Facebook falsas.

@WebSatélite


Una gestante de 18 años denunció que un tipo de nombre Gustavo Enrique Mantilla Cotrina abusó sexualmente de ella. Mantilla la contactó por Facebook y la citó en el Mall Plaza (el lunes, a las 9:30 a. m.) para una entrevista de trabajo. Supuestamente necesitaba una cajera para su pastelería. Pero todo resultó ser una trampa. El siguiente es el desgarrador testimonio de la agraviada, que se encuentra con siete meses de embarazo.


-¿Qué te dijo Gustavo Mantilla cuando se encontraron en el mall?

Que vayamos al negocio. Subimos a un micro amarillo y nos dirigimos a El Trópico. De ahí caminamos un tramo. Pasamos por unas casas y llegamos a una chacra que estaba al fondo. 

-¿Qué ocurrió en ese lugar? 

Me cogió fuerte del cuello y me amenazó con una tijera… Dijo que iba a matarme, luego me amarró las manos y me tapó la boca con una cinta. Me sacó la ropa…

-¿No hubo nadie que pudiera ayudarte?

Después (del abuso), pasó un señor, pero (Mantilla) me advirtió que no dijera nada porque me mataría y me cortaría el vientre para sacar a mi bebé. Luego se fue y me quedé sola. Me vestí y caminé hasta que encontré a una señora que llamó a serenazgo. Yo solo dije que me habían robado. Y llamé a mi pareja para que me recoja…

-¿Tenías miedo de contar lo que había sucedido?

Sí, lo único que quería era llegar a mi casa y bañarme. En la noche puse la denuncia.

-¿Qué temes ahora?

Solo quiero que lo metan preso. Tengo miedo de que lo liberen porque me dijo que, si lo denunciaba, iba a sacarme a mi bebé.


CUENTA FALSA


La joven llegó a su vivienda hecha un manojo de nervios. Por miedo, pensó en quedarse callada, pero sus familiares, al verla llorar, le preguntaron qué le había pasado. Al final decidió contarles todo.


Gustavo Mantilla usó una cuenta falsa de Facebook (a nombre de Diego Eduardo Cruzado Samamé) para enviarle una solicitud de amistad (ella había publicado en la red social que necesitaba trabajo). Se valió de esto para ganarse su confianza. Quiso mostrar una apariencia de hombre respetable. Le aseguró que el trabajo que le ofrecía no tenía nada que ver con la prostitución. Incluso le dijo que tenía una hija y que odiaría que caiga en manos de abusadores.


También le pidió una fotografía de cuerpo entero y sus datos personales, y le explicó que trabajaría con su esposa.


SE ESCONDIÓ


Tras recibir la denuncia, los policías rastrearon a Mantilla y descubrieron que usaba varias cuentas de Facebook con nombres falsos (publicaba fotos de otras personas como si fueran suyas). Luego de identificarlo, lo buscaron en su vivienda, situada en el asentamiento humano Las Palmeras, en La Esperanza. Su padre dijo que había salido, pero era mentira. Al parecer ya toda su familia estaba al tanto de la situación y querían protegerlo. Sin embargo, los agentes regresaron más tarde en un auto particular para no despertar sospechas. Montaron guardia un rato y, finalmente, capturaron a Mantilla. Había salido de la casa junto a su padre para ir a comprar pan.


La joven, por su parte, acudió a División de Medicina Legal para que la examinen, pero ahí le dijeron que vaya de inmediato a un hospital pues presentaba sangrado. Estaba con amenaza de aborto.

Banner Publicitario Banner Publicitario