Publicado: 09/02/2019
Sicario mata de un tiro en la cabeza a menor en La Esperanza
Víctima tenía 17 años y estaba con amiga que hoy es acusada de ‘centrarlo’.
Compartir Compartir
Le quitaron la vida de un solo disparo.

@WebSatélite


Un adolescente de 17 años perdió la vida anoche tras recibir un certero balazo en la cabeza, cuando conversaba con una muchacha. Sus padres acusan a la chica de haberlo ‘centrado’.


El crimen tuvo lugar en Las Lomas de Wichanzao, asentamiento humano situado en las partes altas de La Esperanza. 


El menor, de iniciales D. O. P. P., se encontraba en su domicilio descansando cuando, según los deudos, recibió una llamada telefónica.


Tras cortar, salió a la calle para encontrarse con una joven.


Y caminó con ella un par de cuadras mientras hablaban. Fue en tales circunstancias que apareció el asesino.


UN SOLO DISPARO


Los testigos aseguran que el sicario se acercó a paso resuelto al menor y, en un descuido, le disparó en la frente para después escapar.


El chiquillo quedó tirado sobre la tierra. La noticia no tardó en llegar a oídos de sus padres, que de inmediato corrieron a verlo.


Cuando llegaron, pensaron que aún estaba vivo, de modo que lo llevaron a la posta médica en una motocar. Pero lo cierto es que ya había dejado de existir.


Al personal del establecimiento solo le quedó confirmar el deceso.


Los restos fueron posteriormente internados en la morgue, en donde aún se encontraban esta mañana.


Es válido agregar que, para los familiares, la chica que llamó al adolescente participó en el crimen. Ellos creen que su misión fue ponerle en bandeja para que le disparen. 


Por eso exigen a la policía que la investiguen. Por esta razón, los agentes la interrogaron anoche en la sede policial para que ayude a identificar las características del asesino y las circunstancias en que ocurrió el crimen.

Banner Publicitario Banner Publicitario