Publicado: 10/10/2018
Se suicida trabajadora de avícola Chimú luego de votar
Mujer cumplió con su derecho cívico de Elecciones en colegio de Conache y horas más tarde bebió veneno para acabar con su vida.
Compartir Compartir
Segundo Gonzales, hermano de la suicida

@WebSatélite


Una mujer de 40 años, trabajadora de la avícola Chimú, se quitó la vida el domingo ingiriendo veneno.


Se llamaba Gladis Raquel Gonzales Gamboa y, según los deudos, esa mañana salió de su casa temprano para dirigirse al colegio nacional secundario de Conache (en donde vivía) para votar. Cuando estuvo en la cola, varias personas la notaron triste. Lucía un semblante desencajado. Pero por más que varios de sus vecinos le hablaron para alegrarla, siguió igual.


Luego de sufragar, se retiró callada y sin despedirse de nadie. Ya en su vivienda, aprovechando que no había nadie (su única hija de 17 años había ido a visitar a su abuela), abrió una botella de gaseosa, vertió en ella un raticida y se bebió la mezcla. Luego se recostó en su cama, esperando lo inminente.


Por la noche, al regresar, su hija la encontró tirada en el piso del cuarto. De inmediato la menor pidió la ayuda de familiares y vecinos para llevarla a la posta médica de la localidad. Pero ya su suerte estaba echada. Al médico solo le quedó confirmar que llevaba muerta varias horas.


Gladis Gonzales trabajaba desde hace 17 años como peladora de pollos en la avícola Chimú. Su muerte ha causado conmoción en quienes la conocieron. Segundo Gonzales, su hermano, reveló que desde hace algunos años sufría de depresión.


“Nunca pensamos que iba a terminar de esta manera”, sostuvo, tratando de contener las lágrimas.

Banner Publicitario Banner Publicitario