Publicado: 11/07/2019
Pobladores toman como rehenes a fiscal trujillano y dos policías
Se cansaron de contaminación que ocasiona Petro Perú. Exigen la presencia del presidente Vizcarra.
Compartir Compartir
Nativos pintaron la cara del fiscal, José Manuel Tejda. No los dejan salir de su territorio.

@WebSatélite


José Wildor Tejada Espino, de 65 años, se encuentra totalmente preocupado por la integridad de su hijo José Manuel Tejada Mendocilla, de 30 años, quien actualmente se desempeña como fiscal adjunto de la provincia de Datem del Marañón, en el departamento de Loreto.


Y es que a José Tejada le sobran motivos para estar tenso por su único hijo, debido a que desde el sábado 6 de julio se encuentra detenido en el caserío Félix Flores del distrito de Manseriche, provincia de Datem del Marañón, lugar a donde acudió debido a que 400 nativos tomaron la estación de bombeo de Petro Perú.


CONTAMINARON TODO


Los oriundos de la zona tomaron esta radical medida debido a que, días antes, se rompió una tubería de petróleo que contaminó gran parte de su territorio, lleno de vegetación y ríos.


Al percatarse de esto, los pobladores se organizaron rápidamente y bloquearon la estación de Petro Perú del distrito de Manseriche.


LLAMARON AL FISCAL 


La toma fue comunicada al fiscal trujillano José Manuel Tejada Mendocilla, quien labora en la provincia de Datem del Marañón.


Sin pensarlo dos veces, la autoridad se movilizó hacia el lugar, acompañado de dos policías. Ingresaron a la estación para verificar los daños ocasionados.


Allí también tomó conocimiento de los reclamos de los afectados, quienes exigen la inmediata presencia del presidente de la Republica, Martín Vizcarra, para retirarse de la estación.


POLICÍAS


El último martes llegó hasta este lugar, en varios helicópteros, un contingente de 80 policías, por lo que los pobladores han asegurado que en las próximas horas podría darse el segundo ‘Baguazo’, en referencia al enfrentamiento entre policías y nativos, donde fallecieron 33 personas, entre uniformados y civiles, y hasta ahora no se encuentra el cuerpo del mayor PNP Felipe Bazán.


NO LO DEJAN REGRESAR


Luego de tomar conocimiento de lo ocurrido en el lugar, el fiscal Tejada Mendocilla, junto a los dos policías, intentó retirarse del lugar, pero fue impedido de hacerlo por los nativos, quienes los retuvieron.


Horas después, y en calidad de rehenes, fueron trasladados hasta una vivienda, en el caserío Félix Flores, a media hora de distancia de la estación de bombeo de Petro Perú.


De este caserío, el fiscal ni los agentes pueden salir debido a que los moradores mantienen bloqueado los caminos y ríos por donde suelen trasladarse.


TEME POR SU VIDA


Debido a ello, José Wildor Tejada Espino, padre del fiscal, se encuentra preocupado por la integridad física de su descendiente.


Pidió a la autoridades negociar cuanto antes con los nativos, a fin de que su hijo recupere la libertad.


Desde Trujillo, varios compañeros de promoción y colegas del fiscal también se sumaron al pedido del padre de familia, quien no descarta viajar hasta el lugar para lograr que su hijo salga de esta pesadilla pronto.


En tanto, a nivel del Ejecutivo, el problema no muestra alguna solución. 

Banner Publicitario Banner Publicitario