Publicado: 10/07/2018
Padre de 10 hijos desaparece y lo encuentran muerto
Salió de su casa a caminar y apareció sin vida al día siguiente. Su familia cree que lo asesinaron.
Compartir Compartir
El jubilado desapareció el domingo.

@WebSatélite


El domingo, a las 3 p. m., Ignacio Asto Polo, de 87 años, salió de su vivienda en la calle José Olaya, El Porvenir, para caminar y distraerse, como solía hacer cada tarde. Pero no regresó más. Sus hijos lo buscaron toda la noche… y lo encontraron muerto a la mañana siguiente, en una cantera situada a más de ocho kilómetros de la casa.


Fue un obrero del sector el que llamó por teléfono a la comisaría de Sánchez Carrión para informar del hallazgo, ocurrido ayer a las 7 a. m. Según dijo, se topó con el cadáver cuando se dirigía a su trabajo con unos compañeros. Los hijos de Ignacio se dirigieron de inmediato al lugar. Y estallaron en lágrimas cuando lo vieron.


Debido a su edad, para ellos resulta imposible que haya caminado un trecho tan largo, y peor aún, que se haya dirigido a una zona completamente desolada, por eso creen que no ha muerto de causas naturales.


Lo que sospechan es que tal vez lo atropellaron en otro lugar y que luego lo fueron a botar por las canteras.


“Lo hemos buscado toda la madruga —comentó Pedro, uno de sus hijos—. Es imposible que un ancianito haya venido hasta acá desde José Olaya. La policía tiene que investigar qué ha pasado con mi padre”.


Es válido mencionar que el cadáver fue encontrado al pie de una colina de aproximadamente cinco metros de altura. Estaba tirado de costado y aún tenía puesto el sombrero con el que había salido de casa.


Además, había sangre en la boca (al parecer por algún golpe interno) y lesiones en la cabeza. Los peritos recorrieron los alrededores en busca de huellas, pero no encontraron nada que ayude en la investigación.


Los agentes no descartan tampoco que el anciano haya caído desde la colina, aunque los deudos insisten en que Ignacio no tenía nada qué hacer por ahí.


“Ayer (domingo) lo vi a la una de la tarde —agregó su hija Rocío—. Estaba tranquilo. Ya por la noche me avisaron que no había regresado y salimos a buscarlo. Parece que lo han matado. No creemos que haya venido a este lugar y se haya lanzado”.

Banner Publicitario Banner Publicitario