Publicado: 12/06/2018
Laredo: trabajador de Chan Chan muere en terrible choque
Combi se estrelló contra taxi en el que se dirigía obrero a su centro de labores. Según testigos, el chofer conducía a excesiva velocidad.
Compartir Compartir
Así terminó el taxi.

@WebSatélite


Un trabajador del Complejo Arqueológico Chan Chan dejó de existir ayer luego que una combi se estrellara contra el taxi en el cual dirigía a su centro de labores. El lamentable accidente ocurrió en Quirihuac, Laredo.


Melanio Ávila Ramos, de 49 años, abordó la station wagon de placa V1C-320 junto a sus compañeros: los hermanos Antoni (19) y Marlon (24) Villacorta García, y Víctor Manuel García Espinoza (30). Quien conducía era César Guzmán Hernández (47).


Todos vivían en Ciudad de Dios y desde ahí debían trasladarse al complejo arqueológico, en donde trabajaban como restauradores y obreros.


Aproximadamente a las cinco y treinta de la madrugada, cuando se encontraban a la altura de la plaza de Armas de Quirihuac, el vehículo fue chocado violentamente por la combi de matrícula T6T-956, de la empresa ‘Señorial’, conducida por Jhon Yupanqui Gutiérrez.


La colisión se produjo justo por la puerta del copiloto, en donde Melanio Ávila estaba sentado, por eso fue él quien se llevó la peor parte.


Quedó inconsciente mientras sus compañeros salían duras penas de la camioneta. Quienes también resultaron heridos, con cortes y golpes, fueron siete pasajeros de la combi.


Seis de ellos han sido identificados como Edgar Carranza Muñero, Isabel Méndez Vázquez, Gladys Zavaleta Villacorta, Armanda Parimango Calipuy, José Rojas Hurtecho y Miguel Obispo Meléndez.


La combi se dirigía de Trujillo a Otuzco y, según los testigos, el chofer conducía a excesiva velocidad, por eso no habría podido frenar a tiempo.


Los trabajadores y los pasajeros de la combi tuvieron que ser evacuados de emergencia a la clínica San Pablo. Tras enterarse de lo sucedido, los dos hijos de Ávila, de 20 y 12 años, estallaron en lágrimas.

Banner Publicitario Banner Publicitario