Publicado: 14/02/2018
La Esperanza: matan a mototaxista por venganza
Lo acusaban de haber golpeado a su cuñada con una botella de cerveza. Le dispararon cuatro veces en la cabeza y tres en el cuerpo.
Compartir Compartir
Cuando todo era amor entre Jesús y Luz Clarita.

@WebSatélite


Una pelea habría sido la causa de la muerte del mototaxista Geanmarco Jesús Muñoz Plasencia, de 23 años, quien la noche del domingo pereció tras recibir varios balazos en diferentes partes del cuerpo.


RIÑA CONYUGAL


La mañana del domingo, Jesús Muñoz Plasencia junto a su esposa Luz Clarita Cabrera Lázaro (21) salieron de su vivienda ubicada en la avenida 22 de Febrero 1127, en la parte alta del distrito de La Esperanza, y se dirigieron a la casa de los abuelos de la muchacha situada en la cuadra 17 de la misma vía.


En este lugar se divirtieron y habrían libado licor hasta pasado el mediodía. Al parecer en este lugar se produjo una discusión entre Geanmarco y Luz Clarita, por lo que él decidió abandonar la reunión y retornar a su domicilio.


Apenas ingresó a su morada el mototaxista de la “Asociación Nueva Generación”, e hizo lo mismo su esposa, se habría producido una acalorada discusión. Tras la pelea la muchacha se quedó en su dormitorio, mientras que su pareja salió a la sala y se puso a tomar licor junto a amigos y  familiares.


BOTELLAZO EN LA CABEZA


Las horas pasaron y aproximadamente a las 5 de tarde, llegó hasta esta vivienda, Érica Cabrera Lázaro, hermana de Luz Clarita quien quería ver a su hermana.


Pidió a las personas que estaban tomando en la sala que llamen a su hermana porque quería hablar con ella urgentemente, pero Jesús Muñoz Plasencia y sus familiares no le hicieron caso y siguieron bebiendo.


Al parecer Érica Cabrera se enfureció y empezó a discutir con los presentes exigiendo verla. Incluso esta mujer habría insultado a uno de los presentes a quien le recriminó por quedarse mirándola.


Según testigos del hecho al ver que no podía ingresar a ver a su hermana salió de la vivienda y se paró de espaldas cerca de la pista. Ese instante fue aprovechado por uno de los presentes para arrojarle un botellazo de cerveza a la cabeza.             


La muchacha se quejó de dolor, pero a los pocos segundos se repuso y empezó a amenazar a todos los presentes, especialmente a Jesús Muñoz Plasencia a quien acusó de haberla golpeado. Luego prometió que volvería junto a su esposo para vengarse.


LLAMADAS AMENAZANTES


Jesús Muñoz y sus familiares continuaron tomando licor, quizás esperando que se concreticen las amenazas, sin embargo, nunca llegaron.


Sin embargo, luego de este incidente empezó a sonar el número de Jesús Muñoz. Al otro lado del auricular había una persona que lo amenazaba de muerte ya que lo acusaban de haber arrojado una botella.


El motociclista respondía y contestaba los insultos y amenazas que trataban de intimidarlo.


Aproximadamente a las 8 de la noche se acabó la cerveza y todos los presentes decidieron retirarse del lugar rumbo a sus casas, mientras Jesús Muñoz decidió ingresar a su habitación a descansar.


Según sus familiares durmió durante aproximadamente una hora, para luego empezar a discutir nuevamente con su esposa.



Banner Publicitario Banner Publicitario