Publicado: 10/10/2018
La despiadada muerte del sicario de La Jauría en la madrugada
Estaba con orden de captura. Autoridades lo buscaban por planear asesinato de agente del INPE, acribillado dentro de taxi en Túpac Amaru con Pablo Casals.
Compartir Compartir
‘Callajo’ era acusado de planear el asesinato de Cristian Cruz Luna, agente del INPE.

@WebSatélite


Como un ajuste de cuentas han catalogado las autoridades el asesinato de Carlos Alfonso Rosario Saico (28), el presunto jefe de ‘La Jauría’ acribillado en la discoteca Olympos Vip, la madrugada de ayer. Los investigadores tratan aún de identificar al sicario que acabó con su vida. Por lo pronto estudian las grabaciones de las cámaras de seguridad, tanto del interior como del exterior del local.


Al respecto, el jefe de la policía en la región, general César Vallejos Mori, explicó que en las imágenes se ve al homicida entrando en la discoteca con otros dos individuos. Eran alrededor de las tres de la madrugada y ‘Callajo’, como le decían a Rosario en los bajos fondos, bailaba con Vicentina del Rosario Uceda Paz, de 32 años.


El criminal caminó hacia ellos y, tras un breve cruce de palabras con ‘Callajo’, desenfundó una pistola. La mujer trató de detenerlo, pero en el forcejeo recibió un disparo en el abdomen y otro en el tobillo.

 

UN INFIERNO 


Tras herir a la mujer, el homicida siguió disparando, hiriendo mortalmente a ‘Callajo’ y dejando graves a Marco Antonio Álvarez Loyola, de 28 años, y L. E. H. A., de 17.


En las imágenes se ve además que, luego de perpetrar el crimen, el sicario sale a la calle, escoltado en todo momento por los otros dos sujetos. Escapó en una station wagon que se encontraba en la esquina, pero antes le entregó el arma a un cuarto individuo que se marchó corriendo en la dirección opuesta.


‘Callajo’, la mujer y Álvarez Loyola fueron llevados al Hospital Belén. Pero los médicos se limitaron a informar que por él ya no podían hacer nada. Había dejado de existir en el camino. Al menor lo condujeron al Regional.

 

UNA JOYA 


El general Vallejos comentó también que ‘Callajo’ estaba con orden de captura, aunque esto, como vemos, no le impedía divertirse y pasearse a sus anchas. Lo buscaban por el asesinato del agente del INPE Cristian Cruz Luna (28).


A Cruz lo mataron a balazos el 14 de octubre del 2016, en la esquina de las avenidas Túpac Amaru y Pablo Casals. Se dirigía a su domicilio en un taxi, junto a dos compañeros de trabajo, cuando un escuadrón de sicarios lo emboscó a tiros.


Aún vivo, fue llevado al Hospital Regional, pero no sobrevivió al traslado. Los médicos lo declararon muerto poco después de que lo ingresaran a Emergencias. Las balas le habían lesionado severamente los pulmones, el hígado y el riñón.


En el curso de la investigación, la Fiscalía recabó las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad instaladas alrededor de la escena del crimen. Gracias a ellas se identificó al taxista Cleyver Iván Ledesma Paredes (32), de cuyo auto, un Kia Picanto de placa T3J-186, descendieron los sicarios que acabaron con la vida del efectivo.


Ledesma confesaría posteriormente que los autores del homicidio fueron los apodado ‘Carlos’, ‘El Triste’, ‘Nacho’, ‘Albert’ y ‘El Chicamero’. Y las autoridades establecieron que ‘Callajo’ se encargó de organizar el atentado y proporcionar las armas.

Banner Publicitario Banner Publicitario