Publicado: 10/01/2018
Huanchaco: Sicarios en moto matan sin piedad a 3 personas
Dos hombres bebían cerveza luego de sepelio. Muchacha de 21 años intentó frenar a homicidas, pero le dispararon en la cabeza.
Compartir Compartir
El triple crimen ocurrió anoche en el sector Villa Hermosa de Huanchaco.

@WebSatélite


No hay quien frene la implacable ola de violencia que desde fines del 2017 golpea duro a la ciudad: tres personas (dos hombres y una muchacha de solo 21 años) murieron anoche luego de ser atacadas por dos sicarios, en Huanchaco.


Esta nueva historia de sangre tuvo lugar en la manzana M, lote 16, del asentamiento humano Villa Hermosa. Ahí vivía uno de los hijos de Walter Villegas Loloy (55), cuyos restos aún se encuentran en la morgue. 


Según fuentes de la policía, Villegas y su familia habían perdido a una sobrina por culpa del cáncer. La muchacha fue velada ahí mismo y luego sepultada en el cementerio Jardines de la Paz, en Florencia de Mora.


El sepelio se llevó a cabo a las 3 p. m. Después la familia regresó a la casa del duelo. Y Villegas destapó unas cervezas para beber con otros parientes y amigos. Entre ellos se encontraba Garrison Cruz Chunga (31), exmiembro de ‘La Jauría’ que se había aliado con el ‘Bocón Robert’


EXTREMA CRUELDAD 

Los asesinos arribaron a las 8:10 p. m., es decir, unas cinco horas más tarde, cuando ya de seguro todos estaban ebrios (o al menos la mayoría). Aparecieron en motos lineales y cubriéndose con cascos, para que no los identifiquen. Se acercaron al grupo y abrieron fuego; los proyectiles alcanzaron a Cruz, a Villegas y a un hijo de este último de nombre Robert. Por supuesto, los tres intentaron correr, pero de nada les valió el esfuerzo.


Tras escuchar los disparos, Jessica Fernández Aguado (21), nuera de Walter Villegas, salió de la casa empuñando una botella y se abalanzó sobre los criminales. Quería frenar la matanza, pero entonces le dispararon a ella. Dos balas le atravesaron el cráneo y le causaron la muerte en el acto.

 

CAOS 

Los sicarios escaparon disparando más veces al aire para que nadie se atreva a perseguirlos. Los demás miembros de la familia Villegas salieron a la calle y se encontraron con el aterrador panorama; sobre la pista, ya sin vida, se encontraban Jessica y Garrison Cruz. Intentaron reanimarlos, pero fue en vano.


Quienes sí mostraban signos vitales fueron Walter y su hijo Robert. A los dos los llevaron al Hospital Regional, pero solo Robert sobreviviría al traslado. Los médicos se limitaron a informar que Walter, lamentablemente, había llegado cadáver.


Su cuerpo fue derivado al mortuorio. En tanto, la policía arribó a la escena y la acordonó para recoger las evidencias. Después el fiscal ordenó el levantamiento de los cadáveres y su inmediato traslado a la morgue.

 

PASADO TURBIO 

Algunos deudos aseguraron que Garrison Cruz era taxista y que no hace mucho había adquirido un auto. Tras la compra, había sido amenazado, supuestamente, por unos extorsionadores. No obstante, la policía asegura que en realidad era un miembro más de la banda del ‘Bocón Robert’ que antes estuvo con ‘La Jauría’.


Lo cierto es que tiene antecedentes. En 2011 lo arrestaron y lo acusaron de asaltar y robar bajo la modalidad del ‘marcaje’.


El caso ha quedado en manos del Departamento de Investigación Criminal Norte (Depincri), que deberá esclarecer los móviles.

Banner Publicitario Banner Publicitario