Publicado: 12/05/2019
Habrían matado a Shingo por colaborar con la justicia
Miembros de su propia banda estarían detrás de la muerte de ‘Shingo’ por, supuestamente, hablar más de la cuenta a la policía.
Compartir Compartir
Cueva y Shingo de lo más alegres en video.

@WebSatélite


A balazos y con la música de la agrupación Los faraones de la cumbia, Jean Paul García Gómez, de 27 años, conocido como ‘Shingo’, es despedido por sus familiares, compinches y amigos en su vivienda, en Las Palmeras (parte alta de La Esperanza).


Trascendió que ‘Shingo’ y su esposa recién serán sepultados hoy, a pedido expreso de algunos seres queridos. Y mientras sus restos son velados, sus amigos lo lloran y otros disparan al aire anunciando lo que se temía: cobrar venganza.


NUEVA VERSIÓN


La Policía continúa investigando el crimen de ‘Shingo’. Con el correr de los días aparecen nuevas versiones en torno a este caso, en el que también murieron dos personas. 


Una de las nuevas hipótesis es que ‘Shingo’ se habría convertido en un colaborador de la policía y fiscales y, presuntamente, brindaba información que perjudicaba a miembros de su supuesta banda ‘Los Malditos de El Triunfo’. 


Bajo dicha sospecha de ser un supuesto ‘soplón’, personas de su entorno habrían planificado su muerte.


Lo siguieron desde su vivienda, en Las Palmeras (parte alta de La Esperanza), y acabaron el ‘trabajo’ en el ‘Cruce de la Muerte’. 


En el lugar también asesinaron a su esposa Katia Guarniz Aguilar y a la vecina de ambos, Isabel Huamán Silva. Agentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Norte son los encargados del caso, en coordinación con la Fiscalía. Por ahora siguen en la búsqueda de más evidencias que permitan su esclarecimiento.


INVOLUCRADO


Por fuentes policiales trascendió que ‘Shingo’ se habría involucrado en tráfico de terrenos, en complicidad con ‘Chancho Quemado’, asesinado el 2018, pero tras su muerte se habría quedado con sus negocios. 


Pero no solo eso. Se supo, además, que cobraba ‘cupo’ a los vendedores de droga de su zona por protección y hasta a los vecinos de su propio barrio.
Es más, al parecer, contaba con una flota de taxis, que estaba a nombre de otras personas, pero cobraba diariamente la taquilla.
En los últimos tiempos, tras los megaoperativos contra la banda de Segundo Samuel Correa Gamarra, alias ‘Paco’, quien fue asesinado en prisión el 2018, los sobrevivientes de tal grupo criminal habrían comenzado a operar por su lado y de forma sanguinaria.

Banner Publicitario Banner Publicitario