Publicado: 08/12/2017
Extorsionadores aseguran Navidad y exigen S/ 10 mil a empresario
Atacaron a balazos su casa y también juran que lo volarán en mil pedazos. La misma banda disparó varias veces a una bodega que queda cerca.
Compartir Compartir
Gino Tineo está preocupado por los balazos.

@WebSatélite


Tal parece que los delincuentes dedicados a la extorsión quieren celebrar las fiestas de fin de año comiendo pavo y panetón de la mejor calidad. Y para conseguir el dinero, han fijado la mira en varios ciudadanos, a quienes atormentan con promesas de una muerte dolorosa si no “colaboran” con ellos.


El más reciente agraviado de esta clase de gente es el empresario del transporte Gino César Tineo Zamudio, cuya vivienda, en la calle Los Ángeles de El Porvenir, fue atacada a balazos la madrugada del martes.


Tineo y su familia dormían cuando dos hombres a bordo de un auto negro de lunas polarizadas abrieron fuego. Un vecino alcanzó a verlos.


Dos proyectiles atravesaron las lunas de la puerta y se incrustaron en un mueble de la sala. Los otros perforaron la fachada.


Según Tineo, el origen del atentado es la respuesta negativa que les dio a los criminales. Estos lo llamaron a su celular para exigirle el desembolso de 10 000 soles para que no asesinen a algún miembro de su familia.


Los facinerosos adujeron además que los 10 000 eran solo un pago inicial, y que al mes debía entregarles 1000.

 

“NO PAGARÉ” 


Tras escuchar la amenaza, Tineo decidió cancelar la línea de su celular. Pensó que así se libraría para siempre de los malditos. Pero entonces lo llamaron a su teléfono fijo. Le timbraron varias veces, hasta que también decidió darle de baja.


Esto enfureció tanto a los criminales que decidieron tomar otras medidas. Y dispararon a su vivienda. 


Tineo ha denunciado el atentado ante la policía. Son los agentes del Departamento de Investigación Criminal Este (Depincri) quienes han quedado a cargo del caso.

 

SON DEL BARRIO 


Los agentes creen que los extorsionadores viven cerca de la casa del empresario; es más, creen que se trata de los mismos que el pasado 25 de octubre balearon otro predio situado a solo tres cuadras.


Sobre este último caso se sabe que la agraviada fue la dueña de una tienda de abarrotes que también es propietaria una pequeña fábrica de zapatos.


Días antes le exigieron 500 soles de ‘matricula’ y 100 soles mensuales. Pero ella se negó a pagar y le dio de baja a su línea.


Como venganza, los delincuentes atacaron su vivienda. La modalidad fue la misma: abrieron fuego desde un auto negro con lunas polarizadas. Es por este detalle que se trataría de la misma organización.


Minutos después llegó la policía y la mujer efectuó la denuncia. Pero ni siquiera eso frenó a los maleantes, pues en la madrugada regresaron y le dejaron una carta.


“Para qué nos has denunciado —le escribieron—. Ahora tendrás que arreglar con nosotros si no quieres que matemos a tus hijos”.

 


Banner Publicitario Banner Publicitario