Publicado: 09/09/2018
Entrevista | Jessica Newton: La mujer liberteña sonríe con los ojos
La empresaria y exreina de belleza peruana preside la organización de Miss Perú. La última semana estuvo por Trujillo y habló de todo.
Compartir Compartir
Se califica como una mujer sencilla, solidaria y con un objetivo de vida claro: ayudar a quien más lo necesite. Texto: Pepe Hidalgo.

@WebSatélite

¿Cuál es el balance del Miss Perú como organización en estos momentos?

En el tema de Miss Perú, veo que es la manera más fácil de llegar a las jóvenes y mostrarles que sí se puede, si ponen ganas, si se trabaja de manera constante hacia un objetivo claro. Me parece que los concursos de belleza unen, en una misma plataforma, los esfuerzos de varias personas. Ayudan, además, a entender que puede recuperarse a través de ellos la conciencia social que hemos perdido como país.

Cuéntanos algo de ti, ¿cómo pasas tus días?

Mis días son todos diferentes y felices. ¿cómo los paso? Con una sonrisa. Despierto dando gracias a Dios por la familia maravillosa que tengo. Luego, acudo a mi oficina donde me lleno de sueños y trato de cumplirlos con un equipo que me acompaña en esta maravillosa locura de devolverle al Miss Perú, no solamente la credibilidad y glamur que tenía en años anteriores, sino también la responsabilidad de hacer un cambio real en la plataforma social del país.

¿Qué tienen por mejorar los concursos de belleza en estos momentos?

Creo que los certámenes de belleza, por una experiencia real, los pierden o se recuperan, según la persona que los lleve. Esto sucede con todas las organizaciones: cuando tienes a alguien que los maneja bien, les va bien; cuando no, ya sabemos qué ocurre. Yo la primera vez que tomé Miss Perú ya no se transmitía por la televisión, se elegía a dedo y en 1993, cuando elegimos a Deborah de Souza, la elección cambió. Desde el 2016, volvimos a la pantalla y con este se recuperó el glamur. Una prueba fiel es el caso que ocurre en La Libertad, qué alegría ver a tantas personas e instituciones interesadas en participar en este certamen y con ganas de hacerlo grande.

A nivel profesional, ¿cuál ha sido tu logro más importante?

Mi logro más importante, a nivel profesional, fue crear Perú Moda de la mano de PromPerú y ver por primera vez cómo los diseñadores tenían una plataforma real que los conectaba con el mundo y que les permitía vender sus prendas a compradores internacionales. El mundo empezó a vernos como un país donde podía encontrar calidad y diseño. Ese ha sido el logro que más me ha marcado.

¿A qué le temes?

Le temo a no poder valerme por mí misma… Tengo temor de convertirme, en algún momento, en una carga para las personas que amo.

¿Qué detestas?

Los chismes, las intrigas, y que la gente hable a espaldas de las personas. Debemos aprender a aplaudir a otros.

¿Qué has dejado de hacer por el temor al qué dirán?

No dejaría de hacer nada. Hay que olvidarse del ruido y centrarse en la música propia. Los valores deben ser concretos, al igual que las ideas.

¿Una travesura de infancia?

Mi gran travesura de infancia fue vestirme con el uniforme de gala de la Marina de mi papá. Quería desfilar como él, quería sorprenderlo.

¿Una noticia que te haya conmocionado?

El femicidio. Muchos de esos casos pudieron de alguna manera ser evitados. Desgraciadamente las mujeres se encuentran a la deriva sin saber a dónde recurrir. Teniendo tecnologías avanzadas no podemos hacer cosas tan sencillas como protegernos.

¿Un sueño, una ilusión?

Sueño con estar en una isla desierta… ¿Con quién me iría? Yo me iría con mi esposo, mi amante, mi amigo… Vivo con él mi fantasía todos los días.

Eres una de las mejores amigas de Magaly Medina, ¿qué admiras de ella?, ¿qué le criticas?

Magaly es una de mis mejores amigas. La admiro profundamente. Es una magnífica mujer, un gran ser humano, a quien he visto trabajar todos los días, esforzándose por ser la mejor versión de sí misma. Es una mujer clara, honesta, trabajadora, que ha sabido salir adelante, a pesar de tener a todos en contra. ¿Qué le critico? Nada. Si tengo algo que decirle, se lo diría a ella, en el oído.

¿Te reencarnarías en algo o en alguien?

Yo creo que no me reencarnaría en nadie. Me gustaría volver a vivir la misma vida que tengo. Y me gustaría toparme con las mismas personas para observarlas desde una óptica distinta, sería muy interesante.

Te gustaría conocer: ¿el paraíso o el infierno?

El paraíso. Y viajaría con alas doradas (risas).

¿Cuéntanos de tu familia?

Mi familia es el centro de mi vida, estoy casada con un hombre maravilloso que me hace muy feliz. Tengo cuatro hijos. Mi hija mayor trabaja conmigo en Miss Perú, se llama Casandra. Luego tengo mellizos de 22 años (Thamara y Sebastián). Tengo una niña menor de 11 años, que acude al colegio. Además de estos cuatro hijos, tengo tres niñas adoptadas del Inabif, que tengo el gusto de verlas universitarias. Soy una mamá feliz de siete niños que sueña con darle un cambio de vida a los menores de este país. Ellos me amarran a tierra, porque sino viviría por el mundo creando cosas.

¿Te han propuesto incursionar en la política?

Me lo han propuesto desde hace muchos años… Cuando uno empieza a ver a quién ayuda y quién deja de ayudar, ahí tenemos el conflicto. A mí la política no me gusta, porque sería incapaz de aceptar algo que no comparto.

¿Una locura de amor?

Lo más loco que he hecho por amor es casarme porque nunca creí en el matrimonio. Era un espíritu libre hasta que conocí a mi esposo y le entregué no solo mi libertad, sino mi vida.

Se dice que La Libertad es ‘cuna de reinas de belleza’. ¿Validas esa afirmación?

Ahora que he tenido la oportunidad de conocer la belleza y la fuerza de la mujer liberteña doy fe de esa frase. La mujer de esta parte del país tiene la capacidad de sonreír con los ojos y lo admiro profundamente.

Recientemente te convertiste en ‘Embajadora del cáncer de mama’. ¿Cuéntanos un poco de esa experiencia?

Miss Perú y OncoSalud firman una alianza para apoyar el tema del cáncer de mama. Gracias a esta campaña estamos llevando un mensaje a todas las mujeres del país sobre lo importante que es acudir a controles. Queremos llegar a las mujeres de todas las edades, pues hoy más que nunca dejar en claro este mensaje es importante.

Banner Publicitario Banner Publicitario