Publicado: 07/10/2018
Elidio Espinoza: Me quedaré en Trujillo. Jamás me voy a correr
El alcalde provincial de Trujillo asegura que quienes critican su gestión son unos cuantos. Pide a su sucesor o sucesora que investigue y audite su gestión.
Compartir Compartir
Elidio Espinoza se despide de la MPT en diciembre de este año.

@WebSatélite


El 5 de octubre de 2014, la población trujillana eligió a Elidio Espinoza Quispe como alcalde. El exoficial de la Policía Nacional del Perú llegó al sillón edil en medio de la popularidad y expectativa.

Hoy, cuatro años más tarde, y a escasas horas de que se elija a su sucesor, Espinoza Quispe hace un balance general de su gestión. El nivel de aceptación no es el mismo que el de hace cuatro años. La primera pregunta era necesaria

¿Qué nota le pondría a su gestión?

Yo no pondría nota, pero sí diría que lo que hemos realizado es un trabajo positivo. Dadas las circunstancias y hechos que ocurrieron (como El Niño del 2017), ha sido un trabajo óptimo. Los críticos, que son unos cuantos, no miran nuestra tarea de la reconstrucción del tejido social que tuvimos que hacer. Se ha tenido que sacar a la ciudad, poco a poco, del deterioro que sufrió. Muchos dirán que se avanzó lento o no se hizo nada, pero no es así. Avanzamos e hicimos obras con recursos propios. Teníamos que recaudar dinero, a través del SATT, para ejecutar obras. Por suerte se han hecho trabajos. Ahora podemos decir con orgullo que se hicieron obras con dinero de los propios trujillanos.

Pero, pese a lo que explica, no cree que la reacción edil fue demasiado lenta

Como le digo, el trujillano paga sus impuestos con el dinero que cobra. Yo no le puedo decir que pague antes si no cuenta con los recursos. Ahora se han rehabilitado más de 45 vías. Y el trabajo continuará hasta el término de la gestión. Quizás no fue nuestra reacción ideal, pero sí la óptima.

¿Le hubiera gustado quedarse una gestión más?

Siempre dije a la población: permítanme una sola oportunidad de ser su alcalde para sentar las bases. Nos vamos con la frente en alto y el deber cumplido. Acá vivimos, jamás me voy a correr. Creo que hemos transmitido nuestra experiencia al trabajador y siempre nos preocupamos por hacerle sentir que era nuestra prioridad.

¿Cuándo dice ‘jamás me voy a correr’ se refiere, específicamente, a que está dispuesto a que su sucesor o sucesora investigue todo lo actuado en su gestión y usted esté aquí en Trujillo para responder por cualquier acto?

Por supuesto. Nosotros solicitamos a la Contraloría para que nos envíe una empresa para que nos audite. Tengo el gusto de decir que nos auditaron el 2016 y 2017. No encontraron nada. Cualquiera lo puede confirmar. Lamentablemente hay muchos que hablan, dicen, se llenan la boca, pensarán, por un lado, que nos van a disminuir. Esas críticas no me quitan el sueño. Bienvenido todo tema de control hasta el último día en que esté aquí.

 Menciona sus obras, pero ¿cuál es la autocrítica?

Nos ha faltado tiempo. Además, hay muchas cosas a las que la gente ha estado acostumbrada, que la gestión anterior sí hizo como, por ejemplo, dos baipases que, sin duda, le dan a la ciudad obra, pero, no lo es todo. Puedo decir que en mi gobierno sí nos preocupamos en ordenar la casa. El nuevo alcalde encontrará una buena alianza con la Cooperación Internacional para que Trujillo crezca porque una gestión pública o municipal requiere de bases que la acerquen a la modernidad, a la competencia.

Con respecto al tema de la seguridad ciudadana, si bien hay una central de monitoreo, hay efectivos patrullando las calles, cámaras en zonas de riesgo, pero ¿qué cree que falló como gestión? Se lo pregunto porque el poblador percibe un Trujillo inseguro.

Nosotros hemos hecho lo que como alcaldes nos corresponde, con el apoyo de la policía y tecnología. La percepción no la podemos cambiar de la noche a la mañana. Hay una corresponsabilidad de todos. La violencia de dónde nace: de la casa. Hemos trabajado con los hogares, con los colegios, es decir, hemos hecho nuestra competencia. Esto tiene que seguir. El próximo alcalde debe continuar con la integración de las centrales de monitoreo. Hay que seguir, la ciudad lo necesita.

 ¿A qué se dedicará cuando abandone el sillón municipal?

Volveré a mis actividades privadas. Soy abogado, he sido asesor en temas de seguridad. Descansaré un tiempo, pero volveré a lo mío, a estar nuevamente con mi familia.

Banner Publicitario Banner Publicitario