Publicado: 07/11/2018
El Porvenir: asesinan en su cama a chofer de colectivo
Sicarios entraron a su casa y le dispararon en la cabeza y el brazo derecho cuando dormía.
Compartir Compartir
Familia de Natanael Vásquez exige justicia.

@WebSatélite


De dos disparos a quemarropa fue asesinado, la noche del lunes, el colectivero Natanael Vásquez del Castillo (53).


Quienes le dispararon fueron dos sicarios que, según fuentes de la policía, irrumpieron en su domicilio cuando dormía. 


El crimen ocurrió a las 10:30 p. m. en la manzana E de la segunda etapa de Víctor Raúl Haya de la Torre, en El Porvenir (calle Luis Alberto Sánchez).


Cuentan los deudos que Vásquez estaba mejorando su vivienda, originalmente construida con adobe. En el lugar, uno de sus hijos había abierto una cevichería a la cual le puso el nombre de ‘La ramadita de Abraham’.


Como al parecer el negocio marchaba bien, la familia decidió renovar los ambientes: pasar del barro al concreto.


CORRIÓ BALA


Debido a que el predio estaba en construcción, la familia debió mudarse por unos días a la casa de enfrente, de propiedad de una de las hijas de Natanael Vásquez. Solo él se quedaba en la casa, cuidando que nadie entre.


Cuando los criminales irrumpieron, ya se había echado a descansar. Hay testigos que aseguran que fueron dos que dispararon cuatro veces.


La bulla despertó incluso a Laura Vereau (esposa del colectivero) y a sus hijos.


De inmediato la mujer cruzó la calle para cerciorarse que su marido esté bien, pero extrañamente no pudo abrir la puerta. Uno de los hijos del chofer debió trepar al techo para ingresar.


Lamentablemente, para entonces Vásquez ya había dejado de existir. Estaba sobre la cama y sangraba de un orificio en la cabeza y otro en el brazo derecho.


Aun así, su esposa y demás familiares lo llevaron al hospital Santa Isabel en un taxi.


Abrigaban la esperanza de que le salven la vida. Pero los médicos les dijeron que ya no quedaba nada por hacer.


Los restos debieron pasar a la morgue, donde estuvieron hasta ayer en la tarde.


EXTRAÑO


El caso se encuentra en manos del Departamento de Investigación Criminal Este (Depincri), cuyo personal se ha enfocado en identificar a los sicarios.


Por ahora, lo único que se sabe de los homicidas es que, luego de asesinar a Vásquez, escaparon en una moto sin placa.


Los deudos, de otro lado, aseguran desconocer las causas del crimen.


Ellos comentaron además que, a pesar de que habían emprendido la remodelación de la casa, no recibieron amenazas de parte de alguna banda de extorsionadores (no olvidemos que en El Porvenir operan varias). Por eso les sorprende lo sucedido.


Lo que sí comentó la viuda es que a Vásquez le gustaba reunirse con amigos para beber cerveza. Era fanático del trago. Es probable, en ese sentido, que se haya metido en problemas con algún tipo peligroso, una bronca que a la larga bien pudo haberle costado la vida.


El caso, como ya mencionamos, aún es investigado.


Las próximas horas serán cruciales.


Los restos de Natanael Vásquez Castillo son velados en su domicilio, donde amigos y pariente se congregaron para despedirlo.


El sepelio sería mañana. 

Banner Publicitario Banner Publicitario