Publicado: 14/03/2019
Condenan a 11 años de prisión a exdirectora de Instituto Guadalupe
Es acusada por el delito contra la administración pública. Pidió sandalias, sábanas y un equipo de disección, a cambio de aprobarlas.
Compartir Compartir
Saldaña estuvo poco tiempo en la dirección.

@WebSatélite


LA LIBERTAD. 11 años de pena privativa de la libertad fue condenada la exdirectora del Instituto de Educación Superior Tecnológica Pública (IESTP) ‘Guadalupe’, Leslie Haydee Saldaña Ávalos, por el delito contra la administración pública, delitos cometidos por funcionarios públicos’. Fue hallada responsable de haber pedido sandalias, sábanas y otras prebendas a las alumnas.


El juez del Octavo Juzgado Penal Unipersonal Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios-La Libertad, Santos Teófilo Cruz Ponce, con resolución N°8 expidió sentencia condenatoria de 11 años de pena privativa de la libertad a la citada docente, por los mencionados delitos en su modalidad de cohecho pasivo propio’ y cohecho pasivo impropio’, en agravio del Estado. Sentencia dada en primera instancia y es materia de apelación.


Aludiendo al referido tiempo de la condena, el magistrado precisa que corresponden cinco y seis años, respectivamente, por los delitos materia de la indicada sentencia dictada en diciembre de 2018, pero recién conocida en medios judiciales de esta provincia, a la cual tuvo acceso este diario.


Igualmente, en la misma condena, el juez Cruz Ponce impuso a la sentenciada Saldaña Ávalos la pena de inhabilitación de funciones, cargo o comisión o empleo de carácter público o imposibilidad para obtenerlo, por el periodo de cinco años. 


ACUSACIÓN


De acuerdo con el informe fiscal, el 7 de agosto de 2012, la profesora Saldaña Ávalos mandó llamar a su oficina a la alumna Y.Y.H.S. para decirle estar “baja en calificaciones y que le faltaban notas para pasar el ciclo, solicitándole un juego de sábanas de dos plazas y media de una conocida marca y 190 soles para ayudarla en sus calificaciones”.


A tal requerimiento, la estudiante le respondió: “que su condición económica no le permitía entregar dichos bienes, de este modo, con el ánimo de ayudarla les redujo el monto solicitado a 80 soles, además del juego de sábanas, debiendo entregarlo el mismo día”. Denunció también que la docente le pidió un par de costosas sandalias para su hija. 


En tanto, la estudiante G.G.V.P. manifestó que la sentenciada “le exigió un ‘equipo de disección’para aprobarla en el curso de Asistencia Básica Hospitalaria, equipo que compró y le entregó”.

Banner Publicitario Banner Publicitario