Publicado: 09/02/2018
Colegio de Arquitectos encuentra deficiencias en plaza de Armas
Aseguran que no se cumplieron con los requerimientos necesarios para lograr un trabajo final visualmente agradable para los ciudadanos.
Compartir Compartir
A muchos no gusta el resultado de las obras en la plaza de Armas.

@WebSatélite


El informe del Colegio de Arquitectos del Perú – La Libertad sobre el aspecto estético de las obras en la plaza de Armas de Trujillo dio cuenta lo que la mayoría de personas se imaginaban: que no se cumplieron con los requerimientos necesarios para lograr un trabajo final visualmente agradable para los ciudadanos.


Ante ello, el ente privado hizo una recomendación usando los medios de prensa, cambiar la losa del principal espacio público de Trujillo o, en su defecto, pintarla, por una razón simple e irremediable: la tonalidad de los paños de concreto nunca se volverá uniforme aunque alcance algún día a tener el brillo que todos quieren.


INTERPRETACIÓN PROPIA 


En tanto, en la sesión de concejo provincial funcionarios de la MPT hacían de ese mismo informe su propia interpretación, a su favor claro está, dándose a ellos mismos la razón, aprovechando también que ningún representante del Colegio de Arquitectos se presentó a la cita.


Estuvieron en el salón consistorial el gerente general de la MPT, Bernardo Alva Pérez; el gerente del Proyecto Especial de Recuperación del Patrimonio Monumental de Trujillo (PAMT), Mario Falero Ramírez; y la gerenta de Obras Públicas, Liz Arroyo Rubio.


“En el informe lo que resalta en la primera página es la contundente afirmación de que esta obra es necesaria”, empezó diciendo Bernardo Alva no dando tanto espacio en su intervención a decir lo malo de la obra que se menciona en el documento, aunque refirió que “recordarán que hemos tenido un comité de recepción y este también ha tenido sus observaciones que deben ser subsanados por la empresa contratista para que pueda quedar al 100 %”.


Asimismo, Alva se animó a contradecir el informe que elaboró el Colegio al afirmar que el color del piso sí se volverá uniforme. “El concreto tiene que fraguar y eso dura 28 días que se cumplen el 14 de febrero. Aquella fecha la empresa intervendrá. En el proceso de fraguado la coloración irá cambiando y se va uniformizando”, dijo, y cerró su participación aseverando que existe una garantía de siete años para hacer los resanes.

Banner Publicitario Banner Publicitario