Publicado: 06/02/2018
Alcaldes de Trujillo y Huanchaco enfrentados por la basura
Elidio Espinoza asegura que la solución es la tercerización. Mientras que José Ruiz señala que el alcalde provincial actúa con desidia.
Compartir Compartir
Alcaldes enfrentados.

@WebSatélite


En pie de lucha. El alcalde de Huanchaco, José Ruiz Vega, está decidido a que el botadero de El Milagro sea administrado por su comuna y ya no por la Municipalidad  Provincial de Trujillo.


Por ello hoy pedirá oficialmente a la comuna de Trujillo, a través de un oficio, se le delegue facultades y competencias para administrar este botadero y, de esa forma, la municipalidad de Huanchaco pueda traer a los inversionistas que estén interesados en el manejo de los residuos sólidos. “La decisión también la podría tomar el pleno del Concejo Provincial de Trujillo”, indicó.


José Ruiz señaló que hay una “desidia” de parte del alcalde provincial, Elidio Espinoza ya que jamás realizó ningún tratamiento a la basura.  


“Llegaron inversionistas de Brasil y España, para mejorar este lugar y generar ganancias, pero que hasta la fecha no se ha hecho nada. Este botadero no es un relleno sanitario, ha colapsado y dentro de él toda la basura se quema, hay una gran contaminación ambiental”, manifestó Ruiz.


Precisamente, el Ministerio del Ambiente, conjuntamente con el Organismo de Evaluación y Fiscalización (Oefa), identificó a 92 distritos en todo el país que requieren tomar medidas para mejorar la gestión de los residuos sólidos y sus servicios de limpieza.  Entre ellos se encuentran: Virú, Chepén, Santiago de Cao, El Porvenir, La Esperanza y Trujillo.


RESPONDE AL PEDIDO


Por su parte el alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza Quispe dijo que el problema de la basura es “a nivel país”, y por ello en la ciudad se ha llevado a cabo un proceso de tercerización para el mejor manejo de los residuos sólidos.


Espinoza aseguró que el proceso de tercerización es transparente y que sigue su curso con normalidad en el portal del Organismo Supervisor de las Contrataciones de Estado (Osce).


“Lo que buscamos es que no vivamos como lo estamos haciendo. El público necesita que no le dejen la basura y que el trabajador, por un pago a fin de mes, haga su trabajo”, precisó.


La autoridad provincial indicó que la ciudad sigue creciendo y se acumularía 500 toneladas de basura si un día no se recoge los desperdicios.


Sobre las compactadoras dañadas, Elidio Espinoza informó que en los próximos días se arreglarán dos unidades para continuar con el recojo de basura y de esa forma evitar que se declare en emergencia a la ciudad.

Banner Publicitario Banner Publicitario