Llevar una dieta adecuada rica en calcio y vitamina D es clave para combatirla


1. Realizar ejercicio

Lo ideal es que el ejercicio sea un hábito en tu vida antes de que te diagnostiquen osteoporosis o llegue a la menopausia. Contar con un plan de ejercicio será favorable para tu salud. Basta con hacer actividades simples, como caminar durante 30 minutos al día. En caso de que tus huesos estén presentando fracturas procura evitar ejercicios muy complicados o con pesas demasiado grandes. El ejercicio cumple con varios objetivos: Fortalece tus huesos y tus músculos.


2. Alimentación balanceada

Durante la infancia y hasta los 30 años nuestros huesos se desarrollan y adquieren calcio de forma natural. Por eso, tener una buena y sana alimentación que ayude a protegerlos será indispensable para prevenir y controlar la osteoporosis. Para tener huesos fuertes es necesaria una dieta rica en calcio y su ingesta diaria recomendada es de 1000 mg. Algunos alimentos que poseen calcio son: Lácteos, huevos, vegetales verdes, salmón, sardinas. De igual forma, la vitamina K, por su parte, previene las fracturas durante la menopausia.


3. Consumir vitamina D

Cuando hablamos de osteoporosis y cómo evitarla siempre pensamos en el calcio. Sin embargo, la vitamina D es igual de importante. La vitamina D permite la absorción del calcio en el cuerpo y es sencillo obtenerla, pues basta con exponerse a la luz del sol por unos 10 minutos diariamente.


4. Estilo de vida saludable

Hábitos como el consumo de alcohol o tabaco deben ser eliminados cuanto antes. En caso de que no puedas vivir sin una cerveza durante el fin de semana o que la adicción al tabaco sea tan grave, procura dejar los hábitos poco a poco. Consumir estos productos provoca una menor producción de estrógenos en el cuerpo. Así, al evitarlos se ayuda al control de la osteoporosis.

Banner Publicitario Banner Publicitario